jueves, 4 de octubre de 2018

CUANDO LO MEJOR PARA EL BEBÉ, NO LO ES PARA MAMÁ


lactancia materna itmum.jpg

Paradójico el título de este post, sobre todo cuando soy de las que defiende que lo mejor para el bebé es que mamá esté bien, pero lo cierto es que desde que el otro día comenté por instagram mi idea de darle fórmula por la noche para probar y ver si dormía mejor, al menos 3-4 horas, he recibido mensajes de lo más inquietantes.
La lactancia, siempre polémica

El tema de la lactancia es tema polémico siempre, sobre todo porque hay madres que lo elevan a dogma de fe, mínimo los 6 primeros meses, ideal si el destete se produce de manera natural, y no admiten ni entienden que haya mujeres que por la razón que sea, voluntaria o no, no den el pecho a sus hijos, que den fórmula, que complementen o que opten por la lactancia mixta.

Hay que sufrir, hay que sacrificarse porque el pecho es lo mejor. Personalmente sí creo que la leche materna es lo mejor, pero ¿qué pasa cuándo la lactancia se convierte en una pesadilla para mamá?

Siempre apostaré por la lactancia materna, cuando me preguntan, siempre voy a favor de ella, si leéis mi blog encontraréis mil post sobre ella, pero siempre con un poco de cordura, de empatía, sin dar la espalda a la madre que no quiere o puede, sin desconocer que en este mundo hay diferentes circunstancias, situaciones y necesidades.

Cuando la lactancia se complica para mamá

En estos días, a raíz de mi experiencia, he escuchado testimonios de madres que por enfermedad lo han tenido que dejar, madres que al incorporarse al trabajo han pasado auténticos suplicios con el sacaleches para continuar, madres con pezones planos, invertidos, madres cuya producción no era suficiente, madres que se han sentido culpables por no dar el pecho y madres que, sin sentirse culpables, se han sentido señaladas, han sentido la presión por no hacerlo.

En mi caso, yo no he hablado de no dar el pecho o de dejarlo, que continuaré haciéndolo hasta que mi hija lo considere necesario, pero sí he decidido darle una oportunidad a la fórmula por la noche, a ver si con una digestión algo más pesada la niña duerme 3-4 horas. Puede funcionar o no, pero lo que está claro que los que no nos funciona ahora es el duermevela que la mantiene pegada a mí toda la noche. TODALANOCHE. Horrible. Despertarse cada 20 minutos, yo no poder conciliar el sueño, levantarme cansada, sin fuerzas, sin ganas, atender a mi otro hijo, la paciencia por los suelos. ¿Es eso lo mejor para mis hijos? Sé que los niños pasan por fases en el cambio del sueño, ya he pasado por eso en otra ocasión, pero necesito hacer la prueba.

Hemos llegado a un punto que la lactancia materna no es lo mejor para nuestras noches y lo que tengo claro es que mis hijos y mi marido me necesitan bien. Así no funciono y así no funcionamos.

Y hablo de la lactancia porque a raíz de esta experiencia con ella me ha servido para reflexionar sobre ello, sobre todas las presiones a las que nos vemos sometidas, sobre esta crianza que en demasiadas ocasiones y con el pretexto de ser lo mejor para el bebé, se olvida de mamá.

La maternidad no son lágrimas, ni sacrificio ni dolor

Me da igual que me señalen, que me llamen floja, que me hablen de darlo todo por los hijos. No me siento atacada y al revés, me dan pena las que hablan de la maternidad como sacrificio porque, para mí, se están perdiendo lo mejor de ser madre, que es el disfrutar de ellos a tope, con energía, con buen humor, con fuerzas para criar con ganas.

Otro día os cuento mi primera maternidad, esa que se inició de manera tormentosa por culpa de una depresión. 

Cuando se ve la luz, se reconoce fácilmente la penumbra, y a mí no me merece la pena el sufrimiento. La maternidad no es sacrificio, o al menos en ese sentido que alguna se empeña en defender. 

Sed felices, y si dais el pecho, que sea una experiencia bonita. Nuestros bebés necesitan y merecen mamás felices, lo demás, está de más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son súper importantes para mí, tu opinión, tus preguntas y tus consejos nunca caen en saco roto, así que darte las gracias por esos minutos que dedicas a escribir y dejar tu huella por aquí! Vuelve, que siempre contesto!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...