viernes, 18 de mayo de 2018

HE SALIDO DE CUENTAS, Y AHORA, ¿QUÉ?

parto inducido itmum

He salido de cuentas, y ahora, ¿qué? Una situación que ninguna esperamos, para la que nadie nos prepara y para la que no hay más consuelo que "paciencia, ya saldrá,  ahí no se va a quedar". Estos días recibo muchos mensajes de cariño que valoro mucho, pero también otros que me sacan de mis casillas. ¡Os lo cuento!

Operación desalojo en marcha


Pues sí, te dicen tu fecha probable de parto y te aferras a ella durante todo tu embarazo: todo el mundo pregunta para cuándo y tú más o menos haces planes para esa fecha, incluso quitando algún día, por si se adelanta. Porque los segundos se adelantan, porque ya estás muy gordita, porque ya tienes muchas molestias, porque tú no llegas... ya.

Y de repente llega el día y tú has dormido fenomenal, no tienes molestias, tu barriga está ahí arriba, intacta, tensa, igual que el día anterior. todas las que estaban como tú dan a luz y otras hasta te adelantan. Y ahora, ¿qué?

Pues ahora no te preocupes que ahí no se va a quedar, camina, salta, ten sexo, come chocolate, come picante, haz el pino con la nariz o vete a que te hagan un tacto. Todas prácticas estupendas si estás ahí ahí y es el momento, pero hay veces que nada funciona. Y si funciona, como bien me dijo mi ginecólogo, ¿fue a causa de ello o de que ya "tocaba" y en realidad te hubieses puesto de parto sin hacer nada?

Nadie sabe. Yo he probado todo y oye, ahí atrincherada sigue. Hay gente y comentarios que me hacen sentir como si yo fuera responsable de esta situación, como si la madre tuviera el poder de decidir cuándo o al menos intentarlo. Gente poco empática, como las hay en tantas situaciones de la vida. No somos responsables de esto, nadie sabe por qué algunos embarazos son más largos, si hubiera método infalible, no habría inducciones, ¿no?

¿Qué sientes?

Pues cuando llegaba mi fecha tenía nervios, cada noche me iba a la cama pensando ¿será hoy?, estaba atenta a cada señal, soñando ya con ella y el momento. Pero pasa un día, otro y otro, y vas al hospital y no hay señal que valga, no hay intención de parto ni pinta de que sea inminente. Y te ponen fecha y entonces te relajas. Cocción lenta. Ya saldrá o ya la sacaremos. Y entonces cada día es un día menos, ya no esperas ponerte de parto, sino que te preparas mentalmente para lo que venga, para disfrutar ese parto que no habías imaginado, descansas para enfrentarte a lo que no querías y abres tu corazón, tu mente, a ese recuerdo bonito que quieres que se quede contigo para siempre.

Y ahora, ¿qué?

Pues hay que ser positivas y valorar, como siempre, lo bueno que tenemos. Cuidarnos, descansar y preparar el momento de su llegada. Si llega de manera natural, estupendo, pero si no, seremos muy valientes, porque no sólo daremos vida sino que tendremos que someternos durante horas a preparar esa llegada con amor, con paciencia, con mucha calma y mucha resignación, porque no sólo es el tiempo que tardemos, sino las perrerías por las que pasaremos.

Nadie sueña con un parto inducido, pero si es lo que nos ha tocado para tenerle en brazos, pasaremos por ello mamis. Mejor o peor, más bonito o más feo, si algo me ha enseñado la experiencia de mi otro parto (otro desastre que podéis leer aquí), es que al final el cuerpo es sabio y que el corazón y la mente de una madre sólo atesora lo mejor de ese momento, que lo malo se olvida, o al menos se guarda en un cajón aparte y que con el tiempo, la herida sana y somos capaces de encontrar, dentro del dolor, lo bonito.

Ánimo mamis, lo haremos bien, muy bien.

3 comentarios:

  1. Hola. Entiendo perfectamente como te sientes, no por nada, sino porque estoy justo en la misma situación en la que te encuentras ahora, de 41+1 y esta niña sin ganas de ver mundo.
    La verdad es que es desesperante, pero me gusta pensar que si no sale aún es porque no esta preparada para ello y necesita un pelín mas ��.
    Aún así la que nos juega autenticas malaa pasasas la cabezota que no para de maquinar, pero piensa que ya esta si que son los ultimos días, que ya la bebé por mas que quiera no puede estar mas tiempo en la barriguita y ese momento especial esta muy cerca.
    Un abrazo enorme, ya prontisimo tendremos fuera a nuestras princesas.

    ResponderEliminar
  2. la verdad que fueron días muy duros, de pensar que algo en mi cuerpo no funcionaba bien. ME daba miedo la inducción y me culpe, pensando que no era "capaz" de tener partos buenos pero al final fue una experiencia maravillosa. Espero que la tuya tb lo fuera!! un beso grande!!

    ResponderEliminar
  3. Yo estoy de 40+4 y la verdad que pensaba que seria llegar a las 40 y que mi cuerpo haria ¡pop! Pero no.. y aunque se que aun es pronto no estaba preparada para esperar.. soy impaciente y la gente aub me pone mas preguntandone dia a dia si el niño aun no quiere salir.son dias de nervios paciencia miedos inquietudes algo de penita y frustacion..

    ResponderEliminar

Tus comentarios son súper importantes para mí, tu opinión, tus preguntas y tus consejos nunca caen en saco roto, así que darte las gracias por esos minutos que dedicas a escribir y dejar tu huella por aquí! Vuelve, que siempre contesto!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...