lunes, 9 de abril de 2018

MIS DOS EMBARAZOS: ENCUENTRA LAS ¿7? DIFERENCIAS!

diferencia dos embarazos itmum

7 o 7 millones!! cuando te quedas embarazada por primera vez todo es nuevo, cuando te quedas embarazada por segunda vez, TAMBIEN!! O al menos así ha sido en mi caso. Os cuento cómo han sido mis dos embarazos, y la intensidad (o no) con la que los he vivido.

MI PRIMER EMBARAZO...


Fue buscado y nos llenó de alegría. No sabíamos cómo nos íbamos a apañar pero Juanca siempre decía: "al final todo sale", y así es, poco a poco vas haciendo el camino y las cosas salen. 

Fue un embarazo sin vómitos, sólo al principio tuve ascos con algunos olores, pero sin malestar respetable, trabajaba muchas horas, salía de casa a las 7 de la mañana y entraba por la puerta sobre las 9, 9 y media de la noche, pero no me daba tiempo a pensar. 

Hacia el sexto mes es verdad que todo eso me pasó factura y me empezaron a dar terribles desmayos, bajas de tensión y de azúcar y diabetes gestacional difícil de controlar con el caos de vida que llevaba y bastante peligrosa, porque aquellos episodios me podían dar acompañada o a mí sola mientras conducía, por ejemplo.

Con la baja médica más o menos todo se controló: reposo, tranquilidad y buenos alimentos. 

Bebé que nace el día que cumplíamos 40 semanas y  eso sí: adiós a mi trabajo, bronca con jefa y malos rollos, pero eso es cuestión aparte y oye, de nada de aquello tuvo la culpa mi embarazo, de todo hay en la viña del señor y yo tuve la mala suerte de vivir aquél episodio del que, por otro lado, aprendí mucho, pero físicamente genial: llegué a la semana 40 sin un dolor, sin saber lo que era una contracción, sin saber qué era un calambre ahí abajo.

Se movía mucho pero sin molestia, durmiendo bien, esperándole tranquila (el parto ya fue cuestión aparte).

MI SEGUNDO EMBARAZO...

Hasta la semana 20-21 abrazada al wáter, malestar casi todo el día, calambres, dolores abdominales y contracciones casi a diario. Además, esta vez no hay jefa, pero hay un jefe de dos años que manda y manda mucho! jaja 

Atender a un bebote cansa mucho, sobre todo si es el primo de chicho terremoto y no para, pero también es verdad que no cambio a mi chicho por nada del mundo,  y eso a pesar de que las noches sigan teniendo muchas horas y despertares.

Un embarazo que a nivel médico es estupendo (análisis en orden, ni rastro de la diabetes, bien de líquido, placenta en su sitio...) y sin embargo yo estoy hecha un trapito. También es cierto que además del cansancio, me he pasado todo el embarazo mala y sin opción a tomar mucha historia más allá del paracetamol y eso también va desgastando.

¿A QUÉ SE DEBE?

Pues yo pensaba al principio que se debía al cambio del sexo, y aunque algo tenga que ver, al menos por la carga hormonal que llevamos las niñas, supongo que me han pillado en momentos vitales diferentes y que al final es cierto que cada embarazo es un mundo incluso cuando es la misma embarazada.

¿CUÁL ES MÁS INTENSO?

El primero lo viví sin miedos, con mucha ilusión pero sin apenas "valorar" lo que tenía. Daba por hecho que todo tenía que ir bien. Apreciaba mucho mi barriga pero no le di importancia a una foto, iban pasando las semanas y yo nadaba entre la ilusión y la "ignorancia" de primeriza: a nivel compras, preparativos... compré muchas cosas con las que me equivoqué, que no he usado, no compré cosas que luego necesité...

Tampoco decidí de antemano el tipo o estilo de madre que quería ser, aunque no sé si eso se puede decidir o son tus hijos los que te van marcando el camino. Aún así creo que lo he hecho muy bien con JC y aunque suene feo decirlo, me siento muy orgullosa de mí como madre y del niño en que se está convirtiendo mi bebé grande.

Ahora, con esta segunda maternidad, tengo más miedo: la experiencia te hace conocer historias no bonitas, cosas que pueden pasar y por las que rezas para que no te toque, así que también por eso lo vivo todo más intensamente aunque no siempre me encuentre bien: valoro una foto, un momento, un recuerdo... me da pena no tener más de JC.

Además ya tengo la experiencia con algunas cosas y no me he liado a comprar como una loca sin saber, voy sobre la "experiencia" anterior. También sé qué cosas me gustan y cuáles no, sé las cosas que he usado y cuáles no, sé las cosas de las que me quedé con ganas... Un embarazo y una maternidad también diferente, pero siempre con la misma ilusión y el mismo amor. También soy diferente, mi primera maternidad vino acompañada de muchos cambios y de una crisis de identidad de la que me acabo de recuperar, así que supongo que eso también se tiene que notar.

Y por qué os cuento todo esto? porque mi blog es como un diario, necesitaba hacer esta reflexión porque es algo sobre lo que me pregunté ya embarazada de JC... "será siempre así? no... como el primero no puede haber nada", y desde luego que como mi primer embarazo no habrá nunca nada, pero tampoco lo habrá como mi segundo :)

¿Cómo fueron los vuestros? ¿También os planteáis estas cosas? ¿Cómo vives tu embarazo?



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son súper importantes para mí, tu opinión, tus preguntas y tus consejos nunca caen en saco roto, así que darte las gracias por esos minutos que dedicas a escribir y dejar tu huella por aquí! Vuelve, que siempre contesto!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...