martes, 29 de agosto de 2017

LOS TERRIBLES DOS: CLAVES PARA LIDIAR CON LAS PRIMERAS RABIETAS

terribles dos itmum

Si, ya han aparecido y empezamos a sufrir los primeros berrinches. JC empieza a enfadarse, y a veces sin mucho motivo para ello, pero hay que entenderlo como una fase más en su crecimiento y desarrollo. No existe una regla de oro porque la maternidad, por tremenda suerte, no son matemáticas, pero sí algunas ideas para no volvernos locas y ayudaros a gestionar con ellos esos sentimientos de rabia y enfado. ¿Qué significa eso? Que como mamá vamos a tener trabajo extra: escuchar a nuestro hijo, identificar la causa real de la rabieta y armarnos, querida amiga, de infinita paciencia. Os cuento un poquito más sobre esta apasionante fase en la que se adentra el rubio.


LAS PRIMERAS RABIETAS....

Las primera rabietas aparecen, antes o después pero aparecen y no podemos intentar solucionarlo con un cachete (sólo podrá ir a peor), con el clásico "ni caso", ni atender tampoco la cancioncilla de siempre de "hace contigo lo que quiere", "está llamando la atención" o "qué malo es".

Tampoco aparecen con la misma intensidad en todos los niños y hay quienes aseguran que sus hijos se saltaron esta fase. Como en todo, cada niño es un mundo y no tenemos que preocuparnos, tanto i aparecen antes de tiempo o con mayor intensidad, como si no aparecen. 

¿CUÁNDO APARECEN LAS PRIMERAS RABIETAS?

Se habla de los 2 años como una etapa en el desarrollo del niño intensa. Se les conoce como los terribles dos o la adoslescencia y cierta razón lleva quien los llora, pero no será el día de su segundo cumpleaños cuando aparezcan automáticamente, sino que dependiendo del desarrollo del niño, aparecerán antes o después.

En nuestro caso están haciendo aparición a los 18 meses y no sabemos cuánto durará, lo que sí sabemos es que si "aprendemos" a gestionarlas, sí llevaremos esta etapa con algo más de cordura. 


¿POR QUÉ APARECEN LAS RABIETAS (si en teoría lo hemos hecho bien)?


Es una etapa en la que el niño empieza a desarrollar  y a afianzar su independencia: hasta ahora hemos fomentado el apego, le hemos enseñado que siempre vamos a estar ahí y que nunca le va a faltar nada, le hemos cobijado, cuidado y acunado. Ahora, cuando ya anda solo, come y comienza a comunicarse libremente, expresando sus deseos y desarrollando su personalidad, él necesita afianzarse como persona independiente, y ello implica el NO como primera respuesta.

La rabieta aparece como una lucha interna entre esa necesidad de independencia y el enfrentamiento a sus seres queridísimos de confianza, que somos nosotros. Ese encontronazo interno es lo que produce el estallido (os dejo este post maravilloso de Rosa Jové sobre el tema), la rabieta.

Así pues, debemos entender las rabietas como una fase más en el desarrollo de nuestro hijo, de su personalidad. Empieza a ser un niño independiente, con su autonomía, su personalidad y ello implica, como primera respuesta, cuestionar eso que viene de fuera: "- ven que te visto, -no", "- vamos a comer, - no", "-vamos a dormir, -no", "- jugamos a ..., -no".  No sé si os sonará esto, pero es mi pan de cada día ahora mismo. ¿Hay que enfadarse ante esta primera respuesta? No, aunque a veces ponga a prueba nuestra infinita paciencia.

Mi táctica es recibir esa negación con paciencia y esperar. Aunque diga no, muchas veces es casi  una respuesta automática y al segundo estamos haciendo lo que le había propuesto. Otras veces no queda remedio, y ahí entran en juego la negación o sí, aguantar el enfado.


¿QUÉ HACEMOS PARA LIDIAR CON ELLAS, 
o cómo lo hacemos nosotros es este primer estadio?

1. No ignorar lo que el peque quiere decirnos: al final, él necesita afianzarse como persona independiente, si le ignoramos, forzamos y reñimos nos cargamos esa necesidad interna y propia de su desarrollo.

2. Identificamos el porqué de su berrinche: cuando no habla, como es el caso del rubio, ello requiere un esfuerzo extra, y mucha paciencia.

3. Esto no es una lucha de fuerzas, cabe la negociación: no quiere melocotón pero quiere pera? es completamente necesario que coma pera? Recordamos que su independencia está en pleno desarrollo, que él tiene también que ser capaz de pensar, decidir y comunicar lo que quiere y lo que no. Si quiere pera, pues pera. Que se ha comido medio polo de hielo y quiere otro? No, por hoy es suficiente, pero te ofrezco este zumo de fruta, esta pieza de fruta con palito o un batido de leche. Negociamos.

Hoy mismo nos ha pasado algo así: el rubio quería comerse un polo de hielo y se ha ido al congelador para que se lo diera. Está pachucho de la garganta y no me parecía adecuado, así que le he ofrecido uno de leche. Ha llorado, él no quería de leche. Ha llorado y berreado pegado al congelador durante un rato, yo mientras le daba besos, le daba el de leche, "que este está muy rico", "pues lo como yo", y así. Me he ido al salón y le he dejado el helado a su alcance. Se ha tranquilizado y se lo ha comido, e incluso me ha dado un beso después de la lucha.

Este vez he "ganado" yo, pero otras muchas veces, sobre todo en tema merienda y desayuno, gana él. La mesa es buen escenario para trabajar las decisiones. 

4. Desterramos los topicazos de "un guantazo y a correr", "te toma el pelo", "hace contigo lo que quiere"... un niño no es un monstruo, es una mini persona con sus necesidades en un complejísimo proceso de crecimiento y aprendizaje. Somos nosotros, sus padres, los que tenemos la gran tarea de acompañarle, de enseñarle, de sostenerle en este camino. Tarea difícil sin duda, pero apasionante, un regalo si nos lo tomamos así. 

5. Y ante todo, paciencia. 

A veces es cuestión de esperar. un claro ejemplo: martes a las 8 y media de la mañana, hora del desayuno. No quiere desayunar. Dejándole las cosas delante él sólo está desayunando ahora, 9 menos cuarto. Ha llevado más tiempo pero está desayunando sin lloros y él solito. Si nos va a llevar más tiempo, corre hoy, pero mañana gana tiempo al día y reserva unos minutos para él. Llega un momento que todo lo quieren hacer solos y también tenemos que dejarles avanzar poco a poco en ese proceso de aprendizaje.

Es un proceso que pasará y aunque nosotros ahora mismo estamos comenzando, sé que pasará y saldrá de esta fase siendo más mayor. Crecen muy rápido, nos pasamos la vida queriendo que crezcan, que sean más independientes y es lícito, pero cuando pase, pasó. Vamos a compañarles y a exprimir cada segundo, que estos peques son ahora la chispa de nuestra vida!

Y ahora contadme, ¿cómo vivisteis esta época intensa en el desarrollo de vuestros hijos? ¿Fue dura o conseguisteis lidiar con ella?

Un beso y gracias por estar aquí!

12 comentarios:

  1. Wow...no soy madre aún pero leyendo me pregunto cómo lograr pasar esa etapa sin morir en el intento...en mi caso no sé qué haría porque en verdad me paralizó cuando veo berrinches en los peques.

    ResponderEliminar
  2. Yo goce tanto "sus maravillosos 2" de mi nena. Esa pequeña personita estaba creciendo y diciendo sus ideas y poco a poco aprendiendo a manejar mejor sus emociones

    ResponderEliminar
  3. Como dices lo fundamental es la paciencia y no pensar, si quiera, en utilizar el terrible cachete. Eso no hace ningún bien a ninguno.

    ResponderEliminar
  4. Nosotras lo estamos viviendo en este momento, es duro a veces pero lo de la paciencia es fundamental. A veces exploto lo admito pero siempre trato de negociar y llegamos a un acuerdo. Es una etapa sin duda. Besos al rubio.

    ResponderEliminar
  5. Yo no soy mamá todavía pero me parece súper interesante todo lo que nos cuentas. Porque lo más difícil en estas ocasiones es mantener la paciencia y serenidad! Besitos 😚

    ResponderEliminar
  6. Muy buenos consejos para las que todabia no somos mamás!!De ello aprenderemos a lidiar con ellos y no desperar.Te felicito por tu post ;))

    ResponderEliminar
  7. Super buenos tips para las mamis. Yo aun no tengo bebes pero si sobrinos y usaré estos consejos para cuando vengan de visita.

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado leerte hasta el final! Tengo un. Ene de 13 meses y ya he empezado a ver las primeras!! Gracias por las excelentes recomendaciones!

    ResponderEliminar
  9. Gracias por los tips la verdad es que este tema es muy importante y es necesario tratarlo!!

    Espana.america

    ResponderEliminar
  10. Ay! Ay! Ay! No los extraño nada...por suerte pasan y las rabietas disminuyen!!!
    Un besito
    Fer

    ResponderEliminar
  11. Yo diría qe mi niño pasó por esto antes y después de los 2, bueno aún pasa por eso. Muy buen post, me gustó mucho leerlo porque me interesa bastante esta información, Joaquín tiene 28 meses.

    Besitos...
    Yaimar Pérez

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias por este post. Ya te lo dije por IG pero me apunto todo esto para cuando BabyAli comience, que creo que como tu peque ha empezado antes de cumplir los dos��. Un beso enorme familia ��

    ResponderEliminar

Tus comentarios son súper importantes para mí, tu opinión, tus preguntas y tus consejos nunca caen en saco roto, así que darte las gracias por esos minutos que dedicas a escribir y dejar tu huella por aquí! Vuelve, que siempre contesto!

Puede también interesarte...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...