lunes, 19 de junio de 2017

LA "TALLA" DE LOS JUGUETES Y APRENDER A JUGAR

talla juguetes itmum imaginarium


Hola chicas, hoy os quiero hablar de eso, de la "talla" de los juguetes, concepto que va más allá de la calificación por edad que suelen traer y en el que llevo pensando unos meses ya, sobre todo al ver cómo va evolucionando la relación del rubio con los juguetes, desde que se los damos hasta que se cansa de ellos.  Alguna vez han pensado que un juguete le puede quedar grande o pequeño?

La calificación por edad


Esa especificación que viene en todos los juguetes, "a partir de 12 meses", "24m+", "de 24m a 36m"... 

Qué no significa? No significa que todos los bebés de 12 meses, por ejemplo, tengan que "saber "jugar bien" con ese juguete, ni que a los 3 años tengamos que retirárselo porque no le sirva, o le vaya a hacer algún mal.

Generalmente estas clasificaciones atienden a varios factores: si son seguros para ese bebé,  la edad del niño, las habilidades psicomotoras que normalmente van desarrollando según la edad...

Por eso, muchas veces les damos un juguete que en principio es para su edad, y no saben jugar, o no les hacen caso ¿por qué?

La talla de los juguetes

Los juguetes, atendiendo a la calificación por edad, pueden quedarles grandes o pequeños a nuestros hijos (en serio???) sí. Y es algo que si lo pensáis, también habéis debido percibir en casa.

Le das un juguete "adecuado" y no sabe jugar, no le gusta, lo mira, lo toca, pero juega "mal". 

Entonces? Desde que empecé a pensar en la talla de los juguetes, empecé a hablar en términos como "este juguete aún le queda grande", o "ya le viene chico".

¿Qué hacemos si el juguete no "le vale"?

Cuando el rubio tenía unos 7 meses asistí a un taller de estimulación temprana y juegos de Imainarium, y allí aprendí que a los niños no les tenemos que enseñar a jugar, sino que, en tema juegos y juguetes, debemos darles las mínimas instrucciones, si es que ya tienen edad para recibirlas, o hacerles una pequeña representación-demostración de cómo se hace para que lo integren (aprendizaje por imitación) pero luego debemos dejarles explorar, experimentar, jugar y descubrir cómo quieren ellos jugar con ese juguete.

¿Cómo influye la calificación por edad en la talla de los juguetes?

Por norma general, mi experiencia me dice que la calificación por edad alarga la vida útil de los juguetes en casa, por que nos dice cuándo puede empezar a ser adecuado ese juguete para un bebé pero normalmente, suele ser antes a ese momento en que el bebé es capaz de "jugar bien" y cuando ya deja de serlo, lo que no impide que continuemos jugando con él si es uno de sus favoritos.

Os pongo un ejemplo con un juguete de Imaginarium (en casa somos muy fans y la abuela disfruta de lo lindo buscando juguetes): el ordenador musical. Se lo regaló mi madre cuando tenía 6 meses. La calificación por edad decía a partir de 1 año, así que tanto la calificación por edad como la talla le venían grandes. Aún así, se lo dejamos a mano: no le hizo caso, no jugaba, no le llamaba la atención más que para cerrar la pantalla. Un juguete que tenía siempre a mano pero al que no prestaba atención hasta que un día, de repente, lo cogió, me lo trajo para abrirlo y empezó a tocar melodías. Descubrió que según los botones que tocaba él era responsable de los cambios de sonido y eso le encantó. Hoy es uno de sus juguetes favoritos y nos lo pone modo radio. 

Otra experiencia: el cubo de actividades. Aunque pone a partir de un año, el rubio es pequeño aún para saber cómo jugar a todas. Le encanta el teléfono, meter y sacar las piezas por la puerta y tocar  el botón de luces y sonido. No sabe encajar las piezas por su figura: saben que algunas entran y otras no, pero aún sigue descubriendo el porqué y el método, pero él sólo ha descubierto que si lo hace bien algo pasa y se enciende una luz y sonido. Ese refuerzo positivo le ha gustado tanto que se ha encargado de buscar el "botón" y activarlo a modo juego, y eso también es descubrir y jugar.

Cuando le queda chico, sin embargo, el efecto es que se aburre, que ya no le aporta nada, que su cabeza y desarrollo van por delante y ese juguete ya no le permite crecer. Este momento suele ser antes del momento de que indica la calificación, sobre todo si son juguetes tipo puzzle o encajable que el bebé ya "sabe" hacer sin esfuerzo ni motivación, y regla que no se cumple si, por ejemplo, el bebé ha establecido una relación especial con el juguete. Entonces, no te deshagas de él y conservado como un pequeño tesoro que te sirva como recuerdo y refuerzo positivo. 

Nosotros tenemos un juguete que claramente le viene chico: una lámpara de proyección de luces en el techo con música que usábamos cuando era bebé. A día de hoy, la coge, la enciende y le gusta escuchar su música, pero ya no vemos las estrellas ni la usamos para dormir. Él ha entrado otro uso para ella que le gusta, le trae recuerdos, le relaja... pero no usamos como "deberíamos".

¿Conclusiones?

Que a veces los niños no quieren, no saben jugar con juguetes porque les vienen grandes, pero que aún así, son un buen estímulo para fomentar su creatividad, que descubran y experimenten. Si el juego no supone un peligro para él, dejárselos a mano puede ser una opción para que llegado el día, sean ellos los que nos enseñen a jugar a nosotros.

Mi recomendación? Tener juguetes bonitos y educativos, aptos para su edad y jugar con ellos, aunque aún no lo hagan solos, para que integren el "cómo", para que observen y sean luego ellos capaces de jugar como su creatividad e imaginación les deje. Jugar mal también es jugar, y nos sorprenden mil y una veces de todas las cosas que nos perdemos por querer hacer las cosas bien.

Este es nuestra experiencia en casa con los juguetes, cuál es la vuestra? habías pensado alguna vez en esto de que los juguetes nos queden grandes o pequeños?

2 comentarios:

  1. Yo creo que deberíamos meternos los adultos en la cabeza que no se puede "jugar mal" quizás juega distinto o lo usa para algo que no es su funcion principal, aquella con la que se ha creado... pero si lo usa y le divierte igual, está jugando.

    Que interesante este post, mi peque va a hacer un año y estamos mirando regalos para él y "aleccionando" un poco a la familia en que algunas cosas para 3 o 5 años pueden molar, pero no tiene sentido regalarselas ahora...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. completamente de acuerdo, los niños no juegan mal, nosotros recortamos su imaginación ciñéndolos a unas reglas. les tenemos que enseñar, pero sobre todo les tenemos que dejar experimentar. muy de acuerdo contigo!

      Eliminar

Tus comentarios son súper importantes para mí, tu opinión, tus preguntas y tus consejos nunca caen en saco roto, así que darte las gracias por esos minutos que dedicas a escribir y dejar tu huella por aquí! Vuelve, que siempre contesto!

Puede también interesarte...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...