miércoles, 8 de junio de 2016

MAMÁ APRENDE A CONCILIAR

mama autonoma conciliar mompreneur


Mucho se habla últimamente de la necesidad de conciliar, como un reclamo que le hacemos a la empresa, a los poderes públicos, a nuestro políticos. Queremos políticas que fomenten la conciliación, que faciliten la vida laboral y familiar... pero ahora que me convierto en autónoma, que inicio mi andadura en solitario, y teniendo en mi mano mi jornada laboral, me doy cuenta de que no sé hacerlo.



Dicen que los autónomos no tienen horarios, que trabajar para uno mimo es trabajar por mil, y si, en eso estoy de acuerdo. No tengo horario y me encanta sentarme a trabajar a las 11 de la noche cuando el niño se ha dormido y levantarme con e las 9 y media del día siguiente. Si estuviera trabajando para otro, está claro que esto no sería posible. 

Pero reconozco que el trabajo se me ha ido de las manos. En estas últimas semanas me he lanzado de cabeza con un nuevo proyecto, que, como es natural, me lleva muchísimas horas. No estoy cansada, al contrario, estoy llena de energía y es como si los nervios, el temor a que no funciones la ansiedad por ver cómo arranca se convirtieran en adrenalina, así que llevo una casa, un negocio incipiente y un bebé de casi 5 meses... y mi pareja?

Pues sí, el pobre ha quedado desatendido. Él entiende todo y me apoya, lo que no significa que deje de necesitar su tiempo, nuestro tiempo. A veces también ,, por sacar

¿Entonces, qué está fallando?

Pues está fallando la idea de base...Quedarme en casa para ser dueña de mi tiempo, reorganizar y replantear mi vida laboral a la vez que me hacia cargo de la crianza de mi hijo (por ahora uno), era el objetivo, pero de repente me vuelvo ¿adicta al trabajo? Y pasas mil horas delante del ordenador y tienes al bebé ahí tirado entreteniéndose ahí solo, rezando para que te deje tranquila un poco más, se duerme por la noche y tu marido se va a dormir para no molestarte y te ves ¿sola delante del ordenador? ¿intentando sacar trabajo que no sabes hacer?

Entonces te das cuenta de que ése no era el plan, y apagas el ordenador, coges el carrito y te vas a dar un paseo. El resto seguro que puedo hacerlo en otro momento, seguro que encuentro a alguien que hace en 10 minutos lo que yo voy a tardar 10 días. 

Y eso es parte del aprendizaje. Es fácil hablar de conciliación, pero ponerse a ello, eso es otra historia. Conciliar para mí ahora mismo es saber organizar: organizar las tareas, priorizar, organizar el tiempo y mantener en la cabeza la idea de base.

No es fácil pero es bonito. Merece la pena y sé que lo voy a conseguir.

¿Algún consejo? Sé que todos, al ser papás, hacemos malabares con el tiempo... ahora me toca a mí aprender a ello.


6 comentarios:

  1. Si encuentras la fórmula mágica ¡cuéntamela! Yo también estoy intentando seguir ejerciendo por mi cuenta y con el niño me resulta muy complicado organizarme. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Si encuentras la fórmula mágica ¡cuéntamela! Yo también estoy intentando seguir ejerciendo por mi cuenta y con el niño me resulta muy complicado organizarme. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Mucho animo Nuria! seguro que poco a poco puedes organizarte mejor, al ppio hay que ponerlo todo en el asador pero en un tiempo seguro que te alegras de la decisión tomada... poquito a poco. Un beso!!

    ResponderEliminar
  4. Hola amore. Te mando mucha fuerza y ánimos seguro q lo consigues! Besitos preciosa

    ResponderEliminar
  5. Hola Nuria! Hace tiempo que tenía ganas de conocer cómo podías conciliar ya tu vida blogger con el niño, así que con la nueva andadura profesional no sé cómo puedes compatibilizarlo. Me sirves de referente, ya que tengo inquietudes similares a ti (además de compartir profesión). Así que te deseo mucho ánimo, y a ver si en breve nos puedes contar qué tal te ha ido!

    ResponderEliminar
  6. Buenas,
    yo lo he hecho, lo he conseguido a base de esfuerzo y de mentalizarme de que hay que tener un poco de tiempo para todo.
    Lo que hago es llevar a los peques al cole y después, ya me vengo al despacho ( que está en casa ) y me pongo al lío...
    Ahora ya no tengo a los peques en casa pero cuando los tenía, lo que hice fue que el despacho se convirtiera en una especie de " chiquipark" por llamarlo de alguna manera...
    Así, estaban conmigo y cualquier necesidad, enseguida los podía atender y como estaban en la misma habitación que yo, los veía...

    Pero claro, también depende del proyecto que sea...

    si necesitas hablar, ya sabes dónde estoy aunque me da que acabaremos hablando de caballos, ajajaja.

    Un besito y poquito a poco, amoldándote a la nueva situación...

    Vero

    ResponderEliminar

Tus comentarios son súper importantes para mí, tu opinión, tus preguntas y tus consejos nunca caen en saco roto, así que darte las gracias por esos minutos que dedicas a escribir y dejar tu huella por aquí! Vuelve, que siempre contesto!

Puede también interesarte...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...