lunes, 16 de mayo de 2016

¿SE PUEDE COMER QUESO EN EL EMBARAZO?



queso embarazo listeria

Una de las preguntas que nos hacemos cuando sabemos que estamos embarazadas: ¿puedo comer queso? ¿cuáles puedo comer? ¿qué precauciones tengo que tener? ¿qué me puede pasar? Hablamos de todo ello, y de la listeriosis.

Todas las "mayores" nos pueden decir "qué tonterías hay ahora, antes comíamos de todo y no pasaba nada". Mentira, y gorda. Si tiramos de archivo, de estudios y hasta del recuerdo, podremos constatar que antes había muchísimas más malformaciones, abortos espontáneos, muertes neonatales y enfermedades. El problema es que antes no se sabía la causa de todo ello, y hoy en día sabemos que muchos de esos problemas se pueden evitar simplemente con precauciones en los alimentos que tomamos durante el embarazo. Ya hablamos de la toxoplasmosis AQUI, hoy hablamos de la literiosis.


¿Qué es la listeriosis? 

También conocida como listeria, es una infección producida por la bacteria "Listeria Monocytogenes", y es una de las infecciones que se transmiten al bebé a través de la placenta y no a través de contacto directo, como ocurre con la toxoplasmosis, es decir, que se transmite a través de las alimentos que ingerimos, si éstos están contaminados.

¿Cómo se contagia?

Como hemos dicho, al bebé pasa a través de la placenta por los alimentos contaminados que pueda comer la mamá embarazada, que tiene hasta 20 veces más de probabilidades de contraerla que el resto de la población, por las alteraciones que sufre el metabolismo y sistema inmunológico de la mamá embarazada, de ahí que en estado de gestación, tengamos que restringir la dieta y tener en cuenta algunas precauciones en la alimentación.

¿A través de qué productos o alimentos la podemos contraer?

En principio son los alimentos crudos (carne, marisco, queso, leche...) los que la podrían transmitir, pero se habla especialmente de algunos tipo de quesos como principales transmisores de la infección en nuestros días y modo de vida, sobre todo, aquellos quesos de tipo "blando"  y cremosos como el camembert, los quesos de untar, el queso feta, el brie y los que tiene moho, como el roquefort...

¿Cómo evitar el contagio?


  • Comprar quesos con leche pasteurizada (en las etiquetas del supermercado suele ponerlo)
  • Evitar comer queso fuera de casa, y sobre todo si son del tipo cremoso o azul (enmohecido)
  • Comer los alimentos bien cocinados
  • Mantener la temperatura del frigorífico por debajo de los 5 grados

Aunque dicen que la bacteria muere a altas temperaturas, no está del todo contrastado por lo que he podido leer, así que mejor evitar riesgos...

¿Que puede ocurrir si la contraemos?

La mamá que contrae la infección suele presentar fiebre alta, cansancio, dolor muscular..., sin síntomas de resfriado ni gripe, ni siquiera dolores de barriga, pero los efectos para el bebé pueden ser fatales, aumentándose el riesgo  de aborto cuanto mayor avanzada esté la gestación  y sobre todo en el tercer trimestre.

Los bebés que consiguen nacer vivos, sin embargo, suelen presentar diversas malformaciones y enfermedades como meningitis, encefalitis o septicemia, infección que ataca a las escasas defensas del bebé recién nacido. 


En mi caso, sí me alertaron de ella durante el embarazo y tuve cuidado, aunque es cierto que no es tan conocida como la toxoplasmosis, o al menos eso es lo que me parece a mí, ¿la conocías? ¿te alertaron de ella durante el embarazo? ¿te dijeron eso de "qué exagerada eres?








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son súper importantes para mí, tu opinión, tus preguntas y tus consejos nunca caen en saco roto, así que darte las gracias por esos minutos que dedicas a escribir y dejar tu huella por aquí! Vuelve, que siempre contesto!

Puede también interesarte...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...