jueves, 12 de mayo de 2016

1º CONGRESO DE LACTANCIA SUAVINEX: HABLANDO DE CONCILIACIÓN


El pasado jueves tuve el enorme placer de asistir al 1º Congreso de Lactancia organizado por Suavinex, y digo enorme placer porque allí hablamos largo y tendido, pero también libremente, sin tapujos y con respeto, sobre maternidad, lactancia y conciliación, palabras que, hoy por hoy, parece increíble que podamos meter en una misma frase si no es para elevar un grito de socorro.

Además de presentarnos el sistema LINK de extracción y almacenaje de la leche y de cuidado del pecho de Suavinex (os cuento en otro post, porque es la leche) Nadia Raquel Garcia Lara nos habló de la importancia de los bancos de leche para los bebés prematuros y con problemas al nacer, y la labor que en este sentido lleva a cabo el Hospital 12 de Octubre de Madrid, y que os animo a que descubráis AQUI.

Al Congreso asistieron, como madrinas que compartieron su experiencia sobre conciliación, 4 mujeres que para mí son referentes, cada una por la labor que realiza: Carmen Chaparro, presentadora de las noticias de Telecinco; Laura Baena, del Club de las Malas Madres; Usue Medinaveitia, del movimiento Mami Concilia e Ivone Olza, psiquiatra.

Allí hablamos de la gran necesidad que tenemos de conciliar, necesidad que no es sólo de las madres ni de las familias, sino que es un problema social y que como tal se ha de abordar desde todos los ámbitos.  Desde mi experiencia, en que la conciliación no ha sido posible de ninguna de las maneras, incluso ya desde el embarazo, puedo decir que es un problema que se vive con angustia, con rabia, con incomprensión y con incredulidad: las cosas creo que son más fáciles de lo que parecen y lo que falta, en mi opinión, es lo más importante: la VOLUNTAD.


Sin embargo, y aunque hablamos de la necesidad de forzar el cambio legislativo con el compromiso de políticos comprometidos, el verdadero cambio empieza desde abajo, haciendo corresponsables a los papás de la crianza de los niños, facilitando el tiempo de extracción de leche a la mamá que trabaja fuera de casa, reestructurando jornadas laborales, comprimiendo el tiempo pero mejorando la productividad.

Según iban hablando se me venían a la cabeza mil pensamientos, mil ideas, mil sentimientos, y lo cierto es que estaba de acuerdo con cada cosa que cada una de ellas aportaba, desde su diferente vivencia personal. Cada una de ellas hablaba desde su experiencia, con su tono y su mensaje, con su forma de ser, pero lo más importante de todo es que allí imperaba una regla: la del RESPETO.

La maternidad es algo único en la vida, algo precioso, el trabajo más importante que tenemos, la responsabilidad de criar a los adultos del futuro, por eso vivo con enorme pena que hablemos de ella como una renuncia, como un sacrificio diario para poder llegar a todo: o eres madre o triunfas en tu profesión; dejar la teta con la vuelta al trabajo; trabajar de sol a sol con independencia de tu grado de productividad...

Como veis en el siguiente gráfico, casi la mitad de los bebés dejan la lactancia materna antes de los 6 meses, cuando en teoría debería ser LME hasta los 6 meses, y el 36% antes del año,  cuando se recomienda continuar con la lactancia hasta el año junto con alimentación complementaria.

¿Es este abandono fruto de la inspiración al trabajo?


Es necesario cambiar el chip, y cada una desde nuestro testimonio, somos un granito de arena que no puede faltar.

No sé que opinas de este tema, si lo ves como un problema real, o si tú has podido conciliar, sin has tenido que renunciar a la lactancia por el trabajo.... me encantaría saber! 

García Lara

2 comentarios:

  1. Hola Nuria,
    Hace algunas semanas que te sigo porque creo que tienes una forma muy "libre" de vivir y ver la maternidad y eso me encanta. Creo que hay mucha presión social hacia las madres, más si son primerizas; y que cada relación entre una mamá y su bebé es un mundo que debe sobre todo, respetarse.
    Mi pequeño nacerá en octubre, y tengo la suerte de ser funcionaria y salir a las 3 de trabajar, pero dada la fecha en la que nace mi bebé (ya me dicen muchos que cómo no lo he planificado mejor) tendrá que ir a la escuela con casi 5 meses, lo que dificulta bastante la continuidad de la lactancia si es que finalmente e nos decantamos por ella. Creo que la conciliación en mi caso es imposible, pero no porque mi pareja no la quiera, ni porque el Estado no me apoye, si no porque mi trabajo sería imposible de realizar si abandono mi puesto de trabajo para ir a dar de mamar a mi hijo; y no considero que por pensar así sea peor madre ni mi pequeño vaya a ser más insano o menos feliz; sólo que hay que adaptar todo a los tiempos, y en estos tiempos los trabajo exigen una productividad y atención mayor durante el horario en que los desempeñamos.
    También me preocupa seriamente todo el halo de culpabilidad que va encerrando y oprimiendo a las familias hoy en día, en el que parece que nunca estamos suficiente con nuestros hijos, nunca les hemos dado de mamar suficiente tiempo, nunca hacemos actividades lo suficientemente motivadoras para promover su desarrollo, cuando toooodos los estudios dicen todo lo contrario. Te dejo un artículo que me parece muy interesante y que espero que sea relevante también para ti. http://www.lavanguardia.com/lacontra/20160422/401279549576/la-estadistica-demuestra-que-somos-mas-felices-en-pareja.html?utm_campaign=botones_sociales&utm_source=facebook&utm_medium=social
    Gracias por seguir escribiendo y generando opinión y debate, como hasta ahora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. en primer lugar, darte las gracias por leerme y por dejar un comentario tan sensato, tan bien escrito y que da la reflexion...

      la vdd que estoy muy de acuerdo contigo en lo planteas sobre la productividad, yo tb lo defiendo, pero creo que si optas por la lactancia materna sí es posible que la continues cuando te incorpores al trabajo con un buen sistema de extraccion y almacenamiento de la leche. Yo soy profesional como tu, o al menos lo era hasta que han decidido prescindir de mi en el despacho donde trabajaba, asique siempre pense que la lactancia materna era inviable, pero ahora que estoy tan metida en ella sé que es posible, y de hecho te animo a ella... como mujer es una experiencia unica, aunque tambien se de mujeres que no estan comododas y tmpoco quieren... y solo te animo a que la situacion laboral no sea determinante en tu decision.

      ahora que yo tb vuelvo a la vida profesional de manera activa, aunque sea replanteando las cosas, estoy de acuerdo en lo que dices del halo de culpabilidad... tiempo de calidad es lo que ncesitan los niños. no por estar en casa lo estoy haciendo mejor, de hecho a veces las cosas desde casa se complican bastante mas... escribire largo y tendido sobre ello ahora q me inicio y espero de veras volver a verte por aqui, me ha gustado mucho leerte.

      un beso!

      Eliminar

Tus comentarios son súper importantes para mí, tu opinión, tus preguntas y tus consejos nunca caen en saco roto, así que darte las gracias por esos minutos que dedicas a escribir y dejar tu huella por aquí! Vuelve, que siempre contesto!

Puede también interesarte...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...