martes, 19 de abril de 2016

EL COLICO DEL LACTANTE Y LOS MITOS QUE NO ME QUIERO CREER

mitos colicos lactante

Dicen que los bebés tienen cólicos los 3 primeros meses, que lo pasan fatal, que hay que cogerles así, darles masajes asá, unas gotitas por allí y paciencia... Y de repente cumplen 3 meses y ¿dejan de tenerlos?

Lo siento, soy madre primeriza y me entero de poco (o eso es lo que se piensa de las primerizas), pero me niego a pensar que el tema de los gases sea como me (nos) lo han contado, asíque aquí os dejo unas cuantas reflexiones que no son para otra cosa más que para eso, para yo reflexionar, y si de paso os ayudo en algo, pues mejor que mejor. Allá vamos.


El misterioso caso del cólico del lactante 
(Los mitos que no me quiero creer)

1. Hablamos cólico del lactante para referirnos al cólico del recién nacido, no del lactante. Lactantes son los que lactan...si mi hijo toma teta hasta los dos años, por favor que alguien me confirme que los cólicos no durarán hasta ese momento!!! (no, ya os lo digo yo que no)

2. Lloros desmesurados que empiezan a media tarde y duran horas y horas hasta bien entrada la madrugada. Lo siento, pero a esto me niego. No me creo que los gases tengan hora de entrada y de salida. ¿No sería más lógico hablar de gases ante lloros incontrolados o retortijones con independencia de la hora?

3. Si hablamos de hora de comienzo y finalización de los gases, siempre a final de la tarde...¿no será otro tipo de cosa lo que le puede estar ocurriendo al bebé? Qué curioso que los gases coincidan justo con ese momento en que hasta a mí me puede el cansancio, sobre todo desde que nació gordote, no? Quiero creer que cuando aparecen los gases lo hacen con independencia del momento del día, sobre todo si tenemos en cuenta que los bebés comen todo el rato lo mismo y durante todo el día. Me explico: no es que se coman un plato de garbanzos a las 3 de la tarde como podemos hacer nosotros, sino que beben leche durante las 24 horas del día, sin solución de continuidad... ¿No tendría sentido pensar que los gases pueden aparecer también a las 10 de la mañana?

4. Hay que ayudarles a expulsar los gases por la boca...error. Cada bebé es un mundo y aquí habla la madre de un niño que según come se está tirando pedetes por abajo. ¿Hay que ayudarle a expulsarlos por arriba? Pues lo intento, pero de ahí no sale nada, y no por eso va a tener más o menos gases. ¿No será mejor que la mamá de ese bebé que llora descubra qué es lo que le pasa y cómo le puede ayudar? Igual es eso lo que quiere el bebé, que dejéis a su pobre madre tranquila....

5. Los 3 primeros meses son horribles con los gases, luego ya se pasa ¿en serio? Qué lógica tiene esto? Puede tener sentido pensar que los 3 primeros meses del bebé son cruciales en el crecimiento del niño, puedo pensar que el estómago crece y por eso se llena de aire hasta que se estabiliza un poco su crecimiento, que no sabe succionar bien y traga aire...Pero no me creo que mágicamente al cumplir los 3 meses todo desaparezca, que esas ojeras que llevas en la cara parezca que no responden a causa justificada, que puedas leer en la cara de la gente eso de... "pobre madre primeriza".

Nuestra experiencia

Gordote ha tenido gases, sí, como todos los bebés del mundo mundial. Y gases de verdad. Lo que he escrito en este post lo he pensado siempre, no me he querido creer nunca todo lo que se dice de los gases...que un bebé llore es normal, que llore más o que llore menos, pero querer justificar el lloro en los gases nunca ha sido una idea muy de mi agrado. Siempre he pensado que cuando un bebé tan pequeño llora algo le pasa, y pueden ser gases o no. 

En nuestro caso, cuando gordote tenía gases se retorcía, subía las piernas, lloraba como de rabia, se quedaba dos segundos tranquilo y otra vez le venía el retortijón... así sabía yo que el niño tenía gases y que necesitaba ayuda. Daba igual la hora. Igual era a las 10 de la mañana como a las 8 de la tarde. 

Y ahí entraba mamá con sus manos pringadas en aceite para dar masajes anticólicos y con las gotitas de Reuteri para aliviar un poco esa tripa, que, con suerte, en unos minutos (horas algún día) volvía a dejar tranquilo a mi bebé. Sé que hay niños que sufren de gases muchísimo más, que hay que recurrir a fisios para aliviarles y también funcionan, pero a lo que me niego es a pensar que siempre que un recién nacido llora es por gases.

¿Por qué lloran entonces los bebés?

Eso es lo que siempre me han venido diciendo "pobre, está con gases", y nunca he dicho nada pero no. Los bebés lloran. Son bebés. Y yo quiero pensar que lloran por otras cosas más que por dolor de tripa. Puede ser por hambre, por frío, por sed, por un pañal sucio, o incluso hasta por gases. Pero no siempre son gases. Para mí tenía más sentido pensar que lloraba por una especie de válvula de escape. 

40 semanas dentro de esta mujer que ahora me sostiene en brazos, rodeado de un mundo del que no conozco nada más que esos ruidos que hasta ahora me llegaban a través de la barriga, mi barriga, rodeado y acunado por mil brazos que no sé ni de quién son... ¿No tiene más sentido pensar que lloran por una especie de incomprensión?

Me acuerdo la primera vez que mis padres me enviaron a estudiar fuera un verano. Pasé del calor de junio en España, de la piscina con mis hermanas, de la seguridad de mi casa, a aun país lejano, Irlanda, donde no paraba de llover, donde hacía frío, donde no conocía a la familia con la que tenía que convivir, en el que hasta el idioma me resultaba desconocido....y lloraba. Mucho. Mi refugio mis amigos, esos niños españoles que estaban como yo. Poco a poco me fui adaptando y a la semana te mueves como pez en el agua. 

¿No será algo parecido lo que les puede pasar a los bebés? ¿Que al final del día estén saturados de tanto estímulo extraño? ¿Que echen de menos su barriga, ese sitio estupendo en el que han vivido hasta ahora? Si siempre se suelen acabar los gases a los 3 meses.... ¿no será más o menos ese período el que necesitan los bebés para reubicarse en este nuevo mundo, lleno de gente extraña, lleno de cosas que suenan, de horarios y reglas hasta ahora desconocidas?

Siempre he tenido serias dudas sobre el tema de los gases y me ha apetecido compartirlo con vosotros hoy... igual, al fin y al cabo, sí son gases... pero ... ¿y si no?

¿Y qué narices hago?

He ahí la clave... si los bebés vinieran con librito de instrucciones escritas de manera clara y comprensible (hay libritos que necesitan carrera para entenderlos) todo sería más fácil. Me he esforzado estos 3 meses en intentar distinguir el lloro de los gases y el lloro por otra cosa, y he llegado a la conclusión de que no ha sido para tanto el tema gases.... hemos tenido de todo: crisis de lactancia, de crecimiento, hartura, mamitis, hambre, sueño y gases... de eso también hemos tenido.

Así que mamá no nos queda otra más que armarnos de paciencia.. que sí, que sé que es fácil decirlo y luego yo soy la que me quiero tirar de los pelos, pero así es. Es un bebé y ese bebé precioso que te saca de tus casillas de TU bebé. Te adora. Te saca de tus casillas pero también es el que hasta ahora te ha regalado los mejores momentos de tu vida. Así es.

Así que te cuento algunas cosas que he hecho yo cuando se ponía en plan llora que te llora, por gases o no gases

- Hambre? Frío, calor? Pañal limpio?
- Teti, igual sólo quiere calorcito de mamá
- Sueño?
- Gases? Masaje con aceite, gotitas de Reuteri...
- Llora que te llora y no hay manera con nada? mamá, ármate de paciencia y menéale...en brazos, en el cuco... te recomiendo un buen fular o mochila portabebés...a nosotros nos funciona!

Ahora que han pasado los 3 meses esa es a la conclusión a la que llego... que los bebés lloran. Y que mi misión en este mundo no es otra que intentar averiguar por qué llora mi hijo e intentar calmar ese llanto. Sea lo que sea.

Pues eso... hasta aquí mi reflexión de hoy... reflexión de madre primeriza que no, ni es pediatra ni psicóloga ni nada de nada de nada.. solo madre.

2 comentarios:

  1. La verdad es que yo te gases... Ni idea, no me he molestado mucho en leer nada sobre ellos, porque no los han padecido. A ver, han lloriqueado por algún pedete o eructo atravesado y cuando lo han soltado se han quedado tan anchos. Recuerdo que alguien (¿pediatra? ¿Enfermera? ¿En el hospital la matrona?) no recuerdo quién, me dijo que daba igual x dónde echara los gases, que si se tiraba un pedo valía, que no me dedicase a darle en la espalda hasta que lo echara, porque a mi tampoco me agradaría que al terminar de comer ciniese alguien a darme golpecitos en la espalda, ja, ja, ja, ja... Estas cosas a veces son más de sentido común y de escuchar a tu bebé y seguir tu instinto, mas que de seguir cosas de libro a pies juntillas. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaj eso creo yo Nessa!!! jc los ha echado siempre él solito por el culete, así que nunca me ha preocupado, cuando le veía mal, pues ayudita al canto, pero en cuanto lloraba la gente era auténtica: "gases??" y nunca me ha convencido eso de que sea lo q sea por lo que llore sean gases... n será mejor escuchar a su madre que seguro que sabe mejor q nadie lo que le pasa?? el tema es que a las primerizas se nos toma un poco por tontas creo yo..

      Eliminar

Tus comentarios son súper importantes para mí, tu opinión, tus preguntas y tus consejos nunca caen en saco roto, así que darte las gracias por esos minutos que dedicas a escribir y dejar tu huella por aquí! Vuelve, que siempre contesto!

Puede también interesarte...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...