martes, 22 de marzo de 2016

GENERACIÓN DE MAMÁS 2.0


generación de mamas 2.0

Estos últimos días estoy reflexionando mucho sobre cuál es la diferencia entre mi madre, mi abuela, mi suegra y yo, la manera en que ellas nos criaron a nosotros y la manera en la que intento hacerlo yo con gordote, y lo cierto es que creo que la clave está en la información. 

El acceso a la información ha creado una generación de mamás que tenemos todas las respuestas en la mano, que sólo tenemos que buscar para encontrar, lo que permite que esta generación de mamás 2.0 tomemos decisiones en libertad, sabiendo consecuencias, valorando diferentes opciones y llevando la maternidad a un nuevo estadio.

¿Siempre ha sido así?

Hace 30, 40, 50 años, cuando mi madre, la tuya o nuestras abuelas tuvieron sus hijos, sabían lo que sabían, lo que las contaban sus madres, sus familiares y allegadas sobre la maternidad, sobre la manera de hacerlo, y al lo sumo, en el caso de mi madre, que es médico, lo que leía en los libros de pediatría, lo que escuchaba en las aulas... de ahí que cada una hiciera lo que creía conveniente, y cómo creyera que era mejor para su bebé.

Cuando di a luz mi suegra me decía que me veía muy tranquila y que eso influía  en lo bueno y tranquilo que era el bebé. Estoy de acuerdo. Si mamá está bien, él también, y he podido comprobar que las veces que he estado nerviosa o agobiada, él ha sido el primero en llorar todo lo que yo no hacía y me callaba.

¿Y hoy?

A lo mejor me equivoco, pero creo que hoy las mamás jugamos con ventaja, tenemos al alcance toda la información del mundo a un golpe de dedo. El móvil, del que no nos despegamos, al menos en mi caso, se ha convertido en una herramienta fundamental que me ayuda en mi día a día como madre. La posibilidad de consultar absolutamente todo, de tener un grupo de WhatsApp de mamás a las que puedo preguntar su experiencia en mil cosas 24 horas al día 365 días al año, el acceso a través de Facebook a grupos de apoyo a la lactancia, de grupos de porteo seguro, de cientos de páginas webs y blogs donde encontrar el mejor biberón, la silla de coche más segura, o el mejor cuco.... todo eso es información y la información es libertad, es poder de decisión.

Hace 30 años se daba de comer al niño cada 3 horas, llorara antes o estuviera dormido, si lloraba era porque era un niño llorón, o porque tenía gases (en esa época todos los niños debían tener problemas de gases), la lactancia artificial se convirtió en la liberación de la mujer y se puso "de moda", era la época del "déjale que llore, que fortalece los pulmones", y hasta incluso la moda infantil seguía unos patrones muy definidos (el faldón, la primera puesta, el rosa o azul...)

¿Qué es la generación de mamás 2.0?

Creo que hoy en día toda esta información de la que disponemos nos permite elegir en libertad: doy el pecho porque es lo que quiero, doy el bibe porque es lo que quiero, porteo o le llevo en el carro según lo que considero, le visto con faldón o con vaqueros según el plan del día.

Sólo tengo un bebé de dos meses y hablo con total aplomo, con completa seguridad de lo que digo cuando hablo con ellas sobre cacas, lactancia materna, vacunas o porteo, cuando hablo sobre la crianza con apego, cuando digo que lo único que necesita un bebé es que su madre esté segura y feliz con lo que hace.

Este poder de decisión nos permite llevar la maternidad a un nuev estadio, a un nuevo nivel de dificultad pero también nos permite disfrutar de ella desde el minuto cero, desde ese mismo momento en que nos ponen al babé encima sabemos qué es el contacto piel con piel y el enorme significado de ese momento. Desde ese primer instante vivimos la maternidad de otra manera.

Somos mamás que no nos conformamos. Si llora, ¿por qué llora? Quiero ayudarle. Si no come, ¿Por qué es? Quiero ayudarle. Si no duerme, si se retuerce, si no puedo amamantare como deseo, si tiene miedo, si se enrabiada... somos una generación de mamás que disponemos de toda la ayuda necesaria para gestionar situaciones, para elegir, para ayudarle a crecer feliz.

Hoy quería compartir esta pequeña reflexión con vosotras, porque creo que la maternidad es algo absolutamente maravilloso que tenemos que disfrutar. Hay padres, abuelos y abuelas, tías y tíos...pero una madre siente diferente, es algo físico, hormonal...un hijo es como una parte de nuestro cuerpo que lleva vida fuera de él, de verdad creo que mi hijo me duele como me duele la barriga o la cabeza..(No os enfadéis porque soy la primera que reivindico el papel del papá, la que retrasa cuando puede la hora del baño para que se lo dé él, la que se ducha por las noches para que compartan mientras un ratito juntos y demás).

¿Para qué, por qué?

La maternidad hay que disfrutarla a tope, disfrutar cada momento porque son años que pasan y que no volverán...y para disfrutarla hay que hacerlo con tranquilidad, con la seguridad de que lo estamos haciendo bien, sea cual sea la decisión que hayamos tomado si es lo que creemos que es lo mejor para él.  Y por eso tomar decisiones libres, con toda la información en la mano es oro.  Es libertad para nosotras, y felicidad para ello.

Cuando yo me siento perdida busco respuestas. Me dicen que me paso el día con el móvil en la mano, pero gracias a él descubrí cosas tan importantes para mí como que las crisis de crecimiento existen y se curan con paciencia y cariño, que los cambios hormonales son naturales y hay que pasarlos, que a mayor succión mayor producción y que por eso mi leche siempre será la mejor para mi hijo o que el porteo, para ser seguro, tiene que ser ergonómico. Y lo mejor es que según vaya creciendo él, me irá planteando nuevos retos, nuevas dificultades que tendré que aprender a resolver.  

La maternidad es esto, una carrera de fondo para criar hijos felices que se conviertan en adultos seguros, responsables pero sobre todo felices. Así lo han hecho conmigo y así quiero hacerlo yo. Darle a mi hijo la información como herramienta, para darle la libertad y con ello el poder de decisión, tener en la mano todas las opciones y que él elija, como hago hoy yo, la que creo que me lleva a mi felicidad, sin imposiciones, sin juicios de valor. Sólo todas las opciones con todas las implicaciones y consecuencias.

No son cosas banales, porque estoy segura que hace 30 años, si en algún momento mi marido o yo lloramos en exceso, lo achacaron a los gases sin más que pensar, y ahí nos dejaron sin coger en brazos, para fortalecer nuestros pulmones y para que no fuésemos a acostumbrarnos. (Embrazarnos, como todavía suelen decir).

Conocer el problema es el primer paso para encontrar la solución.

No sé que pensáis sobre este tema, si compartís mi opinión sobre la ventaja que tenemos con el acceso a la información, o si eso nos lleva a desnaturalizar la situación...me gustaría conocer opiniones!!

5 comentarios:

  1. Hola! Buén artículo y cierto! Para mi hasta se ha convertidors en un afición para poder pasar más tiempo con mis hijos (2 y 3 años) Os invito a pasaros por mi canal infantil de youtube a mis peques les encanta se llama "Manita Chucherias" os dejo uno de mis cuentos:https://youtu.be/Cy5d_Eby7uQ besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sii jaja yo tb me estoy "aficionando" jaja gracias por comentar!!

      Eliminar
  2. Hola! Buén artículo y cierto! Para mi hasta se ha convertidors en un afición para poder pasar más tiempo con mis hijos (2 y 3 años) Os invito a pasaros por mi canal infantil de youtube a mis peques les encanta se llama "Manita Chucherias" os dejo uno de mis cuentos:https://youtu.be/Cy5d_Eby7uQ besitos!

    ResponderEliminar
  3. Pues tienes razón que en la actualidad hay más acceso a información y a experiencias de otras mujeres que no son tu madre o suegra, pero creo que sigue jugando un papel muy importante el instinto materno de cada una, ese que te dice sin palabras lo que debes hacer, sobre todo cuando son bebés. Sin él no habría diferencias en la crianza y todas lo haríamos igual. El instinto de cada una es el que por ejemplo a mi me llevaba a dormir en brazos a mi bebé y sería la sociedad quien me haría plantearme si eso está bien y consultar la red en busca de respuestas. No se si me explico.

    Sea como fuere buena reflexión :p

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. totalmente de acuerdo marta!! creo que al final es el instinto el que nos hace ser a cada una la madre perfecta para cada uno de nuestros bebes.... a mi me sirve mucho porque cuando no se que pasa intento buscar la respuesta, la luz...pero es cierto que internet es un arma de doble filo, te puedes volver loca por el "exceso" de información..

      muchas muchas gracias por pasarte!!

      Eliminar

Tus comentarios son súper importantes para mí, tu opinión, tus preguntas y tus consejos nunca caen en saco roto, así que darte las gracias por esos minutos que dedicas a escribir y dejar tu huella por aquí! Vuelve, que siempre contesto!

Puede también interesarte...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...