viernes, 19 de febrero de 2016

PRIMEROS DÍAS DE MATERNIDAD: EL MINI RATITO DE MAMÁ

consejo maternidad ratito mama

Hoy os quiero hablar de una norma que me estoy queriendo autoimponer en estos primeros días de vida de gordote, por mi bien, el  bien de mi salud mental y la de papá, y es que "necesito" 5 minutos, 10, 15...los que me quiera dejar gordote, pero necesito un rato para mí, por escaso que sea, pero lo necesito.

Estos días me estoy dando cuenta de que la maternidad, aun con un bebé que es bastante fácil (no tiene cólicos, no llora por las noches, está sano...)es muy muy sacrificada, y a veces me siento muy sola. Sola no porque no tenga a nadie conmigo, porque sinceramente prefiero estar sola y apañarme yo, digo sola en el sentido de que eres tú la que cargas el peso sobre tus hombros, sabes que el bebé sólo quiere tus brazos, eres tú sola la que vas aprendiendo, instintivamente, a relacionarte con tu bebé, y cada día le conoces mejor. A veces tengo la sensación de que sólo yo veo a babyJC como le veo: mientras todos ven un mini recién nacido que pone pucheritos y hace las delicias de todo el mundo, yo le entiendo, sé lo que me está diciendo en cada momento, sé cuando necesita brazos de verdad, y cuando está moneando.
En estos días además, hemos tenido nuestra primera crisis de lactancia y crecimiento (os hablaré de ella porque es realmente interesante conocer sobre este tema), y he tenido unos días realmente agotadores en que he tenido que marcar pautas a gordote y a mí. Sí, con 20 días he empezado a marcar pautas. Por la salud mental de los que vivimos en esta casa, e incluyo a Lola (la perrita), y esta primera pauta que me marco como madre es encontrar, aunque sean, escasos 5 minutos, un rato cada día para mí. 

Un mini ratito para darme una ducha más larga de lo normal, para pasarme la plancha al pelo, para sacar 5 minutos útiles de estudio, para escribir en el blog, que me encanta porque puedo hablar abiertamente de lo que estoy viviendo, para leer, o para pasar la aspiradora. Sé que esto último puede parecer un poco loco, pero debe ser que las madres somos así. 

Hay días que el bebé no te deja ni esos 5 minutos vitales, pero como digo, creo que son vitales, y merece la pena dejarle 5 minutos con papá, aunque sea a última hora del día, aunque simplemente sea para meterte en la ducha, o cerrar los ojos, o tender la lavadora que no has podido ni tender. Antes de nacer gordote, siempre pensé que era una exageración no tener 5 minutos al día, que los bebés en algún momento dormían y que esas madres que decían que no podían ducharse simplemente estaban exagerando. Hoy sé que no, que no es ninguna exageración, y que a veces te ves obligada a hacer cosas tan locas como ir al baño con el bebé en la hamaquita, o incluso en brazos. Sí, ya os he dicho que hemos tenido dos días realmente agotadores.

Así que aquí otro consejo que os doy desde mi experiencia, y ya no sé cuántos van: respetad ese ratito vuestro cada día, buscadlo y disfrutadlo. 5 minutos, aunque parezca poco, es más que suficiente cuando llevas 23 horas 55 minutos sin hacer otra cosa que atender a vuestro bebé. 

Se agradece, y cuando te metes en la cama, al menos has tenido un mini ratito para encontrarte contigo misma, para mirarte al espejo, para pensar en ti y en tus cosas, para agradecerle a la vida el regalo que te ha hecho con tu bebé, para bajar los niveles de desesperación que se sienten cuando no puedes más, para llorar a gusto, o para dejar de hacerlo. 

Es el mini ratito de mamá.

BESOS!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son súper importantes para mí, tu opinión, tus preguntas y tus consejos nunca caen en saco roto, así que darte las gracias por esos minutos que dedicas a escribir y dejar tu huella por aquí! Vuelve, que siempre contesto!

Puede también interesarte...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...