lunes, 23 de noviembre de 2015

LA TOXOPLASMOSIS

toxoplasmosis
La toxoplasmosis es una enfermedad que transmiten algunos animales (me han hablado bastante mal de los gatos, siempre que estén contagiados, claro), y que puedes contraer al comer frutas y verduras infectadas y mal lavadas, carne cruda o curada.

¿Por qué está en este blog? 
Porque si contraemos la toxoplasmosis en un estado de "no embarazo" la podemos pasar como un gripe, sin saber siquiera que la estamos sufriendo. ¿El problema? Que si nos infectamos con esta bacteria en estado de gestación, el que sufre las consecuencias es el bebé, pudiendo ocasionarle malformaciones, y siendo la enfermedad más grave cuanto más avanzada esté la gestación.

Para conocer si la madre ya ha pasado esta enfermedad, y si en consecuencia ha generado anticuerpos contra ella (sería inmune, y pasaría estos anticuerpos a su bebé también), en la analítica del primer trimestre de embarazo nos hacen esta prueba, y si damos negativo, no habríamos pasado la enfermedad, y tenemos que tomar precauciones al respecto.

¿Cuáles son estas precauciones para prevenir el contagio frente la toxoplasmosis?

  • No comer carne cruda, asegurándonos de que esté bien cocinada
  • No comer carne curada, como los embutidos tipo jamón serrano, chorizo, lomo...salvo que los congelemos antes o los cocinemos bien cocinados.
  • Lavar muy bien y a conciencia frutas y verduras
  • Tratar de evitar el contacto con animales (y sus heces sobre todo) que no sepamos si están desparasitados y bien cuidados. No pasa nada por tener animales en casa si están bien cuidados y con los controles veterinarios pasados. En caso de duda, mi consejo: lleva a tu mascota al veterinario y que le haga un chequeo, mejor prevenir que curar, pero no soy de las que opinan que haya que echar a los animalitos de casa (personalmente, no he sacado a la perra ni a los pájaros, y he seguido visitando a los caballos).
De todas formas, tenemos buenas noticias porque según estudios de la Universidad de Zaragoza, cuanto más curado, menos posibilidad de contraer la enfermedad, y en todo caso caso imposible si el jamón ha estado sometido a más de 14 meses de proceso. 

Es cierto que no siempre vamos a poder conocer los meses de curación al que han estado sometidos los jamones, así que tenemos otra opción: meterlo en el congelador a menos de 20 grados bajo cero (mira las esterlinas de tu congelador). Al menos podemos matar el gusanillo si nos entra el antojo!

Por lo demás, no nos tenemos que  agobiar, se puede hacer vida perfectamente normal, siempre y cuando cuidemos la alimentación en este sentido. Yo no veo el momento de dar a luz y volver a comer un poquito de jamón!

¿Qué experiencia tienes con esta enfermedad? ¿lo pasaste mal con el tema de los embutidos?

ACTUALIZACION: Tras dar a luz, no paré de comer jamón durante días!!! Las enfermeras del hospi ya hasta se acostumbraron a que no quisiera la bandeja que me traían...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son súper importantes para mí, tu opinión, tus preguntas y tus consejos nunca caen en saco roto, así que darte las gracias por esos minutos que dedicas a escribir y dejar tu huella por aquí! Vuelve, que siempre contesto!

Puede también interesarte...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...